La vieja escuela. Una tradición familiar

Imagen Via Dropula 
Como ya os hemos contado con anterioridad procedemos de una larga generación de carniceros. Nuestros orígenes en esta profesión se remontan nada más y nada menos que a 1942.
Desde entonces hemos seguido aplicando las técnicas artesanas heredadas pero combinándolas con las nuevas tecnologías y exigencias de higiene, sanidad y control de calidad establecido.
Pues bien, en la huerta de Callosa del Segura la matanza era una tradición anual, que se realizaba básicamente en invierno. Nuestra familia por aquel entonces realizaba estas matanzas de forma semanal y el embutido que elaboraba de forma casera lo vendía a los vecinos. Este oficio pronto se convirtió en negocio  y con la crisis de la postguerra emigraron a la ciudad de Elche (Alicante) donde siguieron elaborando el embutido, esta vez, como era usual, en la misma casa en la que vivían. El embutido se vendía con éxito en los mercadillos de la zona hasta que una vez abierto el MERCADO CENTRAL de Elche, adquirieron un puesto que a día de hoy sigue abierto ofreciendo si no mejor, la misma calidad de los orígenes.
La última generación ha tomado el relevo y elabora los productos de EL CALLOSINO en un taller especializado y acondicionado siguiendo las últimas exigencias de higiene y sanidad. Actualmente la venta en el MERCADO CENTRAL se compagina con la producción y venta al por mayor a restaurantes, carnicerías, colegios... y también a particulares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Síguemos por email